Cada vez más jóvenes deciden solidarizarse con los problemas de su entorno para crear una sociedad más justa e igualitaria. Esto hace que en la actualidad sean ellos quienes han tomado el relevo generacional  a la hora de ejercer la participación ciudadana.

Así lo ha constatado FEVOCAM, que señala que la juventud está ahora más involucrada en actividades de índole social, tales como los programas de voluntariado o de apoyo intergeneracional.

En relación a la acción voluntaria, se ha producido un vuelco generacional. De manera que la mayoría de las personas que participan en voluntariado tiene entre 14 y 24 años de edad; hablamos del 12,9%, lo que supone un aumento de tres puntos con respecto al anterior donde el rango de edad mayoritaria estaba en torno a los 40 años. Así lo indica el último estudio publicado por la Plataforma de Voluntariado Estatal (La acción voluntaria en 2016. Voluntariado y juventud).

Los datos también se corresponden cuando analizamos la ocupación de las personas que hacen voluntariado. Ya que acorde con la edad, también la mayor parte de las personas voluntarias son estudiantes (14,1%), y no desempleados o pensionistas.

Estas cifras son, por tanto, evidencia de que existe un relevo generacional en el ámbito del voluntariado, donde las generaciones han evolucionado y se han intercambiado los papeles: los jóvenes asumen ahora más protagonismo en la mejora activa de la sociedad.

Y por otro lado, en relación a las sinergias entre generaciones, FEVOCAM también señala la mayor implicación de la juventud en acciones solidarias que favorecen la relación entre adultos, jóvenes y mayores.

Como ejemplo reciente tenemos el programa Convive de Solidarios para el desarrollo – ONG miembro de FEVOCAM que cuenta con programas de voluntariado con mayores y estudiantes-.  Convive se presentará en los próximos días durante el  5º Congreso Mundial de Homeshare (25 y 26 de mayo en Madrid) que reunirá a expertos de varios países en temas relacionados con personas mayores, convivencia intergeneracional y envejecimiento activo.

Se trata de un programa que favorece la convivencia entre mayores y estudiantes, dando así respuesta a algunos de los desafíos sociales y demográficos en muchos países del mundo. Convive tiene más de 20 años de trayectoria y genera una media  75 convivencias intergeneracionales anuales.

El acercamiento de la población joven a los retos y problemas sociales es para FEVOCAM una oportunidad para el aprendizaje mutuo y de solidaridad intergeneracional.

 

Invitación a entidades de FEVOCAM

Para las entidades de FEVOCAM que queráis asistir, Solidarios os ofrece participación GRATUITA en las sesiones de mañana. Tenéis que rellenar este formulario.

Con el lema ‘Tender puentes, ampliar Homeshare’ se hará  hincapié en la necesidad de llegar a más personas, de forma que Homeshare sirva de puente entre distintas generaciones en todo el mundo.

 

Acerca de Homeshare International

Sobre el Ponentes y participantes destacados para públicos diversos

El 5º Congreso Mundial de Homeshare cuenta ofrece un programa lleno de ponentes destacados de países como Estados Unidos, Australia, Reino Unido, Francia, España, Austria, Alemania, Bélgica y Corea del Sur.

La presencia internacional está encabezada por Malcolm Johnson, Presidente de Homeshare International y Director del Instituto Internacional del Envejecimiento saludable que hablará de relaciones intergeneracionales como respuesta para un envejecimiento activo.

De España participarán Mariano Sánchez, profesor de la Universidad de Granada que expondrá  estrategias para promover la investigación y el conocimiento sobre los programas de convivencia entre mayores y estudiantes.

Ayuda mutua, envejecimiento activo: nuevas respuestas a problemas tradicionales 

La experiencia intergeneracional Homeshare fomenta una vida independiente pero con vínculos sociales fuertes entre distintas generaciones y culturas. Mientras refuerza los vínculos familiares y sociales de las personas mayores, aporta al mismo tiempo una alternativa de vivienda asequible y fomenta el apoyo mutuo y la solidaridad. Además, aporta compañía y seguridad a las personas mayores durante la noche. Gobiernos locales como el de Madrid o el de Melbourne, Australia, han comenzado a apostar por un apoyo institucional y económico a programas intergeneracionales porque retrasan el envejecimiento, por el ahorro que supone en gasto público dedicado a salud y a cuidado de los mayores, y por los múltiples beneficios sociales.

 

Send this to a friend