Las ONG y empresas están llamadas a entenderse para juntas llevar a cabo programas de voluntariado corporativo. Nos referimos a proyectos sociales de las ONG en los que participan empresas, como entidad colaboradora y aportando su capital más valioso: las personas trabajadoras como voluntarias.

Pero a pesar de que esta relación es una realidad, no siempre es fácil la cooperación entre el Tercer Sector y el mundo empresarial. De hecho, el 35,7% de las entidades que no realizan programas de voluntariado corporativo es porque no saben cómo hacerlo o por dónde empezar este acercamiento; así lo constata FEVOCAM en un estudio realizado entre ONG de Madrid.

Por ello varias de las entidades madrileñas que forman parte de FEVOCAM trabajan desde hace dos años por facilitar este acercamiento, en coordinación con la Vocalía de Voluntariado y Empresa, que ha sido creada con tal fin.

Hay diferentes maneras de comenzar la relación. Muchas de las entidades no lo hacen de manera proactiva, sino que responde a la demanda o propuesta de la empresa, y la adaptan dentro de sus objetivos. Esta no es una mala opción, pero valdría la pena ver el promover el acercamiento proactivo de las ONG para así ya tener una estrategia prepara de implicación y sensibilización de la empresa.

De cualquier manera, el acercamiento y colaboración debe tener como requisito indispensable que se lleve a cabo iniciativas de voluntariado corporativo con un fin trasformador. Esta trasformación ha de producirse en varios niveles:

  • En la propia empresa, para que incluya dentro de su cultura empresarial una cultura solidaria, de participación para mejorar la sociedad
  • En las personas trabajadoras de las empresas, para despertar en ella una conciencia de ciudadanía activa, que les haga poner su cualificación y experiencia profesional al servicio de iniciativas solidarias y de acción voluntaria
  • En las ONG, para que integren las propuestas y necesidades de las empresas en sus programas de voluntariado y enriquezcan los programas con nuevas miradas, herramientas y personas cualificadas en diferentes áreas
  • En la sociedad en las que intervienen tanto las ONG como las empresas y las personas trabajadoras, aportando su experiencia, implicación y valor social.

Para llegar a esa trasformación en varios niveles, es necesario dar cabida a programas de voluntariado corporativo, algo que nos siempre está en la agenda de entidades sociales y empresas.

Y es que desde el punto de vista de las ONG, se plantea en primer lugar qué rentabilidad se obtiene de cooperar con las empresas en acciones de voluntariado; para ello hay que ver el valor añadido real que supone contar con nuevas alianzas, pues las empresas pueden aportar nuevas formas de ver además de recursos materiales y humanos. Y por otro lado, el otro planteamiento es buscar fórmulas que garanticen el compromiso de las empresas; lo que pasa por dar una respuesta a sus demandas y expectativas, a la vez que lograr que cale en ellas y en sus personas empleadas la idea de la solidaridad para la mejora social.

Y desde el punto de vista de las empresas, éstas se plantean cómo y a qué entidad apoyar, y de qué manera generar una pedagogía de participación entre las personas de la empresa; de manera que haya motivación e implicación, y las personas que trabajen dediquen su tiempo y su talento a la acción voluntaria.

Y ¿cómo medimos esa transformación social a la que contribuye el voluntariado corporativo? Este es uno de los retos que tienen las entidades y las empresas, el poder valorar los beneficios de la acción voluntaria y medirlos.

Aunque no a nivel cuantitativo, sí podemos destacar a nivel cualitativo de qué manera repercute la acción voluntaria apoyada por la empresa. Por ejemplo, podemos hablar de proyectos de voluntariado que ven incrementado sus recursos, y por tanto su eficacia, o de trabajadores más sensibilizados con el entorno y más motivados con su empresa, y con un mayor sentimiento de pertenencia a la misma.

Cómo trabaja FEVOCAM en este sentido

Esta es la línea en la que van a seguir trabajando las ONG madrileñas, para garantizar el carácter trasformador del voluntariado corporativo y poder demostrarlo. En este sentido desde FEVOCAM se están dando formaciones y organizando grupos de trabajo entre ONG y empresas.

En concreto, este mes de noviembre tendrá lugar la sesión: “¿ONGs y empresas cómo nos relacionamos? ¿Cómo construir juntos proyectos de acción voluntaria con impacto social?”, cuyos objetivos son:

  • Favorecer una cultura de sensibilización al ámbito de la empresa sobre voluntariado, proporcionando recursos a las entidades para que puedan ser proactivas en la relación con el mundo de la empresa
  • Facilitar un incremento de la participación de las entidades de acción voluntaria en acciones de voluntariado apoyado por la empresa dotando de herramientas útiles para la puesta en marcha de un programa de voluntariado corporativo.
  • Explorar claves de gestión en el voluntariado corporativo promovido por ONG

Se puede consultar aquí toda la información y hacer la inscripción.

Y se prevé organizar una Jornada, de cara al próximo año, entre ambos actores sociales: entidades de acción voluntaria y empresas, donde acercar posturas, ofrecer diversas formas de colaborar e inculcar una cultura de partición social en la empresa que contribuya al cambio y mejora de la sociedad.

Estas iniciativas se encuentran dentro de las líneas de actuación de FEVOCAM, y cuentan con el apoyo de la subvención con cargo al 0,7% del IRPF de la Comunidad de Madrid.

Send this to a friend