En la Comunidad de Madrid aumentan en torno al 12% al año el número de personas que vive en la calle. Hablamos de casi 3 mil personas; una cifra que ha crecido en los últimos dos años un 24%, y que recordamos esta semana cuando se celebra el Día Mundial de las Personas sin Hogar.

Paralelamente a estos datos, también crece en Madrid el número de proyectos de voluntariado dirigidos a personas sin hogar, así como las y los voluntarios que participan en ellos.

Desde FEVOCAM señalamos que hay en torno a 3.400 personas participando en acciones de voluntariado – un 8% -, dentro de los programas que llevan a cabo las ONG miembro de la Plataforma como son RAIS, Solidarios para el Desarrollo, Cáritas Madrid, Cooperación Internacional o Fundación Desarrollo y Asistencia.

Este tipo de voluntariado incluye actividades que van desde hacer un acompañamiento socio-laboral, hasta facilitarles y acompañarles en el acceso a la vivienda y comedores sociales u ofrecer alimentos.

Se trata, en definitiva, de acciones que, más allá de la asistencia, están encaminadas a empoderar las personas que viven en la calle, ofreciéndoles herramientas para ellas mismas puedan ser el motor de su propia inclusión social.

Y se trata, también de dar visibilidad a las personas sin hogar, porque son el reflejo de otras necesidades sociales como la falta de empleo o los desahucios. Así lo reivindican desde la red Faciam, que este año ponen rostro a las personas sin hogar, para hacerlas iguales al resto de la sociedad.

Como aparece recogido en el informe FOESSA en Madrid 2019 en el que se señala que para fortalecer los mecanismos de inclusión de la ciudadanía en nuestra sociedad, tenemos que generar vínculo, en donde la construcción de comunidad se entiende como elemento protector y que favorece la inclusión.

Y así es como FEVOCAM entiende el voluntario, como un ejercicio de igual a igual para que entre todos y todas construyamos una sociedad más justa.

Send this to a friend