ONG madrileñas consideran que es necesario acercar el voluntariado al ámbito educativo como una forma de apostar por una educación integral que haga que la sociedad civil se implique en acciones de participación social – como la acción voluntaria-.

Así se recoge en la Guía de sensibilización en valores del voluntariado en el ámbito educativo, que acaba de publicar FEVOCAM, la plataforma de voluntariado de la Comunidad de Madrid, y que se distribuye  gratuitamente a través de la web.

La primera de las claves de la Guía es que la educación integral debe, por tanto, concebir la solidaridad, la cooperación o la justicia social – todos ellos valores asociados al voluntariado- como parte del currículum educativo de los centros.

Será dar  la oportunidad  a las y los jóvenes madrileños de educarlos en valores transformado

res. Con lo que también se respondería a un deseo explícito de la juventud: quienes “han manifestado una fuerte motivación para poner en marcha proyectos de ayuda, y solidaridad y un deseo de generar cambios”.

Un asegunda clave que proponen las ONG  para una educación integral y transformadora es establecer  puentes de trabajo y cooperación entre el ámbito educativo y el tercer sector. Este acercamiento va a permitir un conocimiento mutuo y  encontrar herramientas y formas de implicar al alumnado en iniciativas de participación ciudadana.

Actualmente, muchas de las colaboraciones entre ONG y centros educativos son puntuales. Y el mayor o menor grado de implicación depende en el grado de implicación del profesorado y el claustro.

Y en tercer lugar, otras de las claves por la que apuesta FEVOCAM es por seguir un proceso metodológico con unas premisas básicas a la hora de llevar a cabo acciones en las que participen las y los jóvenes:

  • Que haya intención educativa, es decir, que con la actividad se busque la reflexión crítica y el aprendizaje de actitudes y competencias basadas en la implicación.
  • Que se responda a una problemática o necesidad social detectada
  • Que el alumnado no solo ejecute, sino que participe en todo el proceso de desarrollo y evaluación de la acción
  • Que se implique en el proceso a otros agentes  comunitarios: juntas de distrito, asociaciones vecinos etc..

En la Guía se señalan además otras claves específicas para promover la participación del alumnado y la implicación de los centros educativos. Y se ofrecen pautas de metodologías de trabajo en aula, así como una ficha modelo para ejecutar acciones de participacion ciudadana con el alunando.

Con el documento FEVOCAM ha querido sentar las bases para establecer una relación de cooperación entre el ámbito social y el educativo, que permita llevar a cabo acciones que impliquen a las y los jóvenes en las iniciativas ciudadanas que contribuyen a mejorar la sociedad.

Todas las propuestas y conclusiones de la Guía se han obtenido de un proceso de reflexión y trabajo conjunto entre varias entidades da acción voluntaria, AMPAS, centros educativos y administraciones públicas. Este proceso, que se ha desarrollado a lo largo de 2016 forma parte de la Acción Social de Fundación Montemadrid y Bankia.

Share via
Send this to a friend