Madrid-. FEVOCAM – la plataforma de entidades de acción voluntaria de la Comunidad de Madrid- señala la necesidad de poner en valor el aporte social de los mayores y de los proyectos de voluntariado a través de los cuales se contribuye a mejorar su calidad de vida. Las personas mayores son uno de los sectores de la población que más sufre el abandono y la soledad; hablamos de que en Madrid el 15% de los mayores de 65 años vive solo.

 

Actualmente de las personas que hacen voluntariado a través de alguna entidad madrileña, más de 3000 personas lo hacen en programas de voluntariado con mayores; una cifra que está por debajo de la media española (Observatorio del Voluntariado 2011).

 

Acompañamiento domiciliario, en residencias u hospitales, talleres y actividades de ocio, teleasistencia o actividades intergeneracionales son algunos de los programas de voluntariado que ofrecen las entidades de la Plataforma que trabajan con mayores: Amigos de los Mayores, Asispa, Aula de Cultura Altamira, Cáritas Madrid, Cooperación Internacional, Desarrollo y Asistencia, Mensajeros de la Paz, Fundación Promoción Social de la Cultura, Fundación San Patricio, MAVAM, Senda, Sociedad San Vicente de Paúl o Solidarios para el Desarrollo , entre otras.

 

Coincidiendo con la conmemoración del 1 de octubre Día Internacional de las Personas Mayores, varias entidades de acción voluntaria de la Comunidad de Madrid proponen a la ciudadanía acercarse a la realidad que viven nuestros mayores y solidarizarse con ellos a través del voluntariado para evitar su aislamiento.

 

“He descubierto la alegría de estar con los mayores, de disfrutarlos tal y como son y a la vez de  aprender de ellos, sin mirarlos desde la  compasión y la lástima, por el contrario he  encontrado modelos en los que me gustaría  mirarme cuando llegue mi vejez”, así ha contado su experiencia como voluntario en Amigos de los Mayores Daniel, un joven de 28 años.

 

La Fundación Amigos de los Mayores, a través de un manifiesto web, invita a las y los madrileños a ‘abrir las puertas virtuales’ que llevan a conocer historias personales de mayores, como las de Jose, Rosario o Ataulfo.

 

También va a presentar el corto ‘Invisibles’. Y ha organizado otras actividades para promover el acercamiento con las personas mayores, y el intercambio de experiencias. Como las acciones con voluntarias y voluntarios en el Retiro; o el Encuentro 6 mayores y 6 voluntarios, el día 1 en Méndez Álvaro, en el que se debatir sobre la adaptación de los barrios y los entornos urbanos a las necesidades de las personas mayores.

 

Siguiendo también la línea de promover el acercamiento con las personas mayores, y el intercambio de experiencias, la Fundación San Patricio lleva a cabo un programa piloto de debate intergeneracional, dentro del EspacioCaixa, con resultados muy positivos. Asimismo, la Fundación Promoción Social de la Cultura promueve el encuentro entre generaciones a través de los campamentos solidarios organizados por asociaciones juveniles, donde realizan visitas a residencias y en el participan 300 jóvenes. Y Solidarios para el desarrollo lleva a cabo desde hace años el programa ‘Convive con mayores’ a través del cual se da la convivencia entre una persona mayor que ofrece su casa y un estudiante que se va a vivir con ella.

 

También hay iniciativas de convivencia y apoyo entre los propios mayores, como los de MAVAM, o ‘Mayores ayudan a Mayores’ de Senda, un programa que crea redes de apoyo mutuo de personas mayores para ofrecerse apoyo y compañía.

 

Podemos además destacar una propuesta innovadora para luchar contra la soledad de las personas de la tercera edad, el Proyecto Menta, que acaba de poner en marcha Desarrollo y Asistencia, a través del cual se pretende mejorar la calidad de vida de los mayores enseñándoles a usar las nuevas tecnologías, de manera que estén socialmente conectados y eviten su aislamiento; en esta iniciativa colaboran profesores de la Universidad Complutense de Madrid.

 

Pero a los problemas de soledad de los mayores se unen también los problemas de salud. Sociedad San Vicente de Paúl señala que un porcentaje muy alto de los pacientes del programa de voluntariado Acompañamiento Hospitalario, son personas mayores.

 

FEVOCAM considera que estos proyectos son una oportunidad que tienen las y los ciudadanos madrileños para ejercer la participación ciudadana, desde el compromiso, y de manera libre y desinteresada, tal y como se recoge en la Carta del Voluntariado.

Share via
Send this to a friend