En la atención de las personas enfermas de Alzhéimer, además del cuidado médico, es necesario el apoyo emocional de familiares y personas voluntarias, para que puedan adaptarse mejor a su nueva situación. Además sabemos que esta patología afecta a toda la familia, generando un estado de sobrecarga en la misma que hace que muchos de los programas de atención a la personas con alzheimer combine el respiro de aquellos familiares que tienen a su cargo a la persona enferma con el acompañamiento a la misma.

Así lo afirman, y lo corroboran con su trabajo, entidades como AFALcontigo, AFA Arganda o Cruz Roja, que tienen programas específicos para personas con Alzhéimer y sus familias. Estas organizaciones, como miembros de la Plataforma de Voluntariado de la Comunidad de Madrid (FEVOCAM), cuentan con cientos de personas voluntarias que apoyan a enfermos de Alzhéimer en Centros de Día o Residencias, a través de la Teleasistencia, o en proyectos de Ayuda a Domicilio.

Las y los voluntarios también colaboran de forma activa en actos puntuales, como las cuestaciones y mesas informativas que están organizando AFALcontigo y AFA Arganda con motivo del Día Mundial del Alzhéimer. En estos casos son los propios voluntarios quienes cuentan su experiencia e informan sobre el Alzhéimer y sobre la ayuda que proporcionan las asociaciones a las familias que sufren esta enfermedad.

Señalamos que tratándose de una enfermedad cuyas cifras aumentan cada año alarmantemente, las entidades están ampliando sus centros de ayuda. En este sentido, AFALcontigo inicia ahora las obras del complejo VILLAFAL para el cuidado de las personas con Alzhéimer.

 

Share via
Send this to a friend