El ámbito de los social, y específicamente de la acción voluntaria, es un ámbito muy feminizado, con más mujeres haciendo voluntariado – un 58% de mujeres y un 42% hombres – y con más mujeres empleadas en ONG –en torno al 65% de la plantilla-.

Pero que un sector esté feminizado no se corresponde necesariamente con que sea igualitario. Y es lo que ocurre en el ámbito del Tercer Sector cuando lo analizamos desde la perspectiva de género – donde sea igualitario el peso del hombre y la mujer, tanto en el trato, como en la labor que se desempeña como en las responsabilidades-.

Es ahí donde las ONG ‘flojeamos’: se siguen dando desequilibrios por razón de sexo que son patentes y palpables:

  • En las acciones que se desarrolla dentro de la ONG de acción voluntaria: las mujeres se dedican más actividades de voluntariado que tienen que ver con el ámbito social (58%), socio-sanitaria (70%) o educativo (70%); y los hombres participan más como voluntarios en el área de protección civil (82%), cooperación al desarrollo (57%) o deportiva (66%). Donde ocupan roles más acordes con los estereotipos sociales, donde se le ha asignado tradicionalmente a la mujer el rol de cuidadora y al hombre el de protector.
  • En los puestos directivos y de responsabilidad en las ONG, las mujeres ocupan sólo un 32% de los altos cargos pese a ser mayoría en la plantilla; mientras que los hombres son los máximos responsables de equipo y en juntas directivas.
  • En cuanto a las jornadas laborales, son las mujeres quienes en un 10% más se reducen la jornada; ello vinculado al hecho de que sean quienes optan por la conciliación familias y laboral, renunciando a asumir más responsabilidad a nivel profesional.
  • Y también en cuanto al lenguaje, en muchas ocasiones no se emplean términos inclusivos ni se usa la perspectiva de género, empleando el género masculino como neutro.

¿Qué ocurre? ¿Tenemos el Tercer Sector un discurso para la sociedad y un guion interno diferente? Parece ser que sí, y no por falta de iniciativa, sino porque somos réplica de la sociedad mayoritaria y porque nos faltan medidas para aplicar la perspectiva de género. Una perspectiva que debe aplicarse no solo en lo que decimos sino en lo que hacemos y en cómo nos gestionamos internamente.

Merece la pena en las entidades de acción voluntaria hacer una propuesta más igualitaria, empleando la perspectiva de género a la hora de analizar el papel que hombres y mujeres ocupan en nuestras organizaciones.

Ya que es responsabilidad de las ONG de voluntariado, y esta es la apuesta de FEVOCAM para todas sus entidades miembro, que en la práctica voluntaria prevalezca el principio de igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres.

Así se recoge específicamente en la Ley 45/2015 de Voluntariado, o en la Ley Orgánica 3/2007 para la igualdad efectiva entre mujeres y hombres, que señala específicamente garantizar la igualdad entre mujeres y hombres en todos los ámbitos de la vida, incluido el de participación social y civil.

Pero ¿cómo traducimos la ley a la vida diaria? ¿qué podemos hacer? Estos son algunos de los pasos a dar, hacia el camino a la igualdad real:

  1. Educación, educación, educación… en el ámbito familiar, en los centros educativos, en el trabajo…en todo!
  2. Aplicar Planes de igualdad en las ONG, que conciba tanto la Igualdad de trato , como de tareas y responsabilidades.
  3. Usar siempre una comunicación inclusiva.
  4. Impartir, participar y facilitar a personas empleadas y voluntarias el acceso a talleres formativos sobre igualdad o prevención de violencia de género
  5. En los programas de voluntariado incluir específicamente la perspectiva de género, para de esta manera dar una mayor eficiencia de la acción voluntaria, asegurando la igualdad entre las personas voluntarias.

En este sentido FEVOCAM organiza formaciones prácticas para incorporar la perspectiva de género en los Planes y programas de voluntariado, dirigidas a las ONG de la Comunidad de Madrid, y que cuentan con el apoyo del 0,7% del IRPF de la Consejería de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid.


En concreto, el próximo 25 de septiembre la Federación de Mujeres Progresistas impartirá un taller: Aplicar la perspectiva de género en la gestión de proyectos de voluntariado

Abierto a todas las entidades de voluntariado que deseen participar. Más información aquí.


 

Send this to a friend